contactar a la Delegada de ANPAC en Sinaloa.

Mi foto
Los Mochis, Sinaloa, Mexico
1er. Jardín flor de mayo #38 fracc. del real C.P.81234 Oficina (668) 1760321 Celular 6681 383796

miércoles, 20 de abril de 2011

HISTORIA DE LAS PERFORACIONES (BODY PERCING) ORIGEN Y SIGNIFICADO


David Teran Navarro


Aunque muchas personas no lo acepten, las perforaciones han sido parte de la vida del hombre a través de su historia, algunas de ellas tienen un significado sorprendente, mientras otras sólo se han incorporado con fines estéticos. A fin de conocer más acerca de su historia y origen a continuación presentamos una lista de las perforaciones tradicionales y otras que jamás hubieras imaginado.

Sin lugar a dudas las perforaciones del lóbulo (oreja) son las más comunes. Actualmente, ni en los hombres son mal vistas como sucedía hace años. No hay dos orejas iguales, así que al momento de perforar no hay lugares específicos, todo es de acuerdo a la estética de cada persona. El cartílago de la oreja y el tragus son perforaciones tradicionales que en la actualidad han ganado mucho terreno; Su historia se remota a épocas, países o tribus antiguas, ya que siempre han estado presente en la historia del hombre, principalmente con fines estéticos. 
La perforación daith (inteligencia en hebreo) se coloca estéticamente en el cartílago justo arriba de la entrada al oído, sin embargo, no todas las personas tienen esta parte de piel en la oreja. El rook consiste en una o más perforaciones en la parte del cartílago situadas arriba  y adentro de la concha de la oreja. Al igual que el labio y la lengua, la ceja ha ganado mucha popularidad en los últimos años. Se recomienda utilizar durante el tiempo de curación, argollas de calibre 16, ya que las más delgadas podrían ser rechazadas. Una vez cicatrizada la perforación se pueden emplear broqueles (son incómodos para realizar la limpieza).
Hoy una de las perforaciones más populares que ha captado más la atención es la perforación de la lengua. Acude con un profesional, ya que en la lengua existen diferentes venas y puntos que no se deben tocar (una mala perforación en ese lugar puede afectar dramáticamente el sentido del gusto). El uso de este broquel se emplea principalmente para la estimulación sexual.
Las perforaciones del labio y la mejilla fueron comunes en muchas tribus alrededor del mundo. Ambas son perforaciones sencillas: en los labios es posible utilizar una argolla o broquel, en la mejilla únicamente broquel. 
Perforación de nariz: ha sido muy común en un sinnúmero de culturas por lo que aparece frecuentemente en libros y revistas antropológicas. Actualmente esta perforación desde hace años ha tenido gran aceptación sobre todo entre los jóvenes. Se pueden usar argollas o broqueles en esta zona, pero es preferible utilizar argolla en su inicio, ya que es más fácil y cómodo para realizar la limpieza. Asimismo la argolla no obstruye el espacio para cicatrizar y desinflamar la hinchazón que se presenta en los primeros días. La perforación del septum (se realiza en medio de los orificios de la nariz, abajo del tabique nasal) ha sido y sigue siendo una tradición en muchas culturas del mundo. En la actualidad se puede apreciar, desde la remota Australia, hasta en las calles de las grandes urbes, en continentes como Europa y América: Los adornos de plumas, conchas, garras, dientes de animales o hasta argollas de oro son muy comunes para usar en estos lugares. Una línea derecha entre las pupilas de los ojos cruzando el puente de la nariz, es el lugar ideal para la perforación del “bridge horizontal” (Los mayas la usaban para quedar bizcos, ya que era símbolo de belleza). también se puede perforar verticalmente, aunque en esa posición existen más posibilidades de que el cuerpo la rechace. 
Las perforaciones de los pezones tienen gran tradición: Los romanos usaban argollas en ellos como símbolo de coraje y virilidad. Las argollas se utilizaron como accesorios para su vestimenta, pues las empleaban para amarrar sus capas. También era muy común entre las mujeres de alta sociedad en la época victoriana, ya que las empleaban para alargar y agrandar sus pezones y con ello conseguir mayor estimulación sexual. A finales de 1890 en París, fue una moda emplear argollas en los pezones; por lo que exclusivas tiendas de la ciudad desarrollaron anillos de oro para insertarlos en dicho lugar, además, algunas mujeres unían sus argollas con una fina cadena que dejaban colgar entre sus senos. Asimismo esta perforación también fue empleada por los kabyle (una casta al norte de Argelia) y por diferentes tribus de indios ubicados actualmente en el estado de Texas. La perforación debe ser realizada por un profesional, ya que nada más ellos saben dónde y cómo se debe perforar el pezón para el uso que pretende el cliente. Los pezones de la mujer se perforan en la tetilla, mientras que a los hombres en la areola. Esta perforación no debe ser muy profunda (especialmente en el movimiento sadomasoquista ha logrado gran difusión).


El ombligo perforado es símbolo de realeza en el viejo Egipto. Un ombligo muy profundo es considerado un premio. Para poder penetrar esta zona, el ombligo debe estar bien formado, la perforación normalmente se realiza en la parte de arriba de la apertura. A fin de que la curación sea más rápida, lo más seguro es utilizar una argolla al principio, ya que permite limpiar mejor el área. No te sorprendas si en el tiempo de curación esa zona se nota rojiza. Sin lugar a dudas, esta es una de las perforaciones más delicadas.  El efecto visual de esta perforación actualmente es sensual y provoca una mirada en la zona pélvica.
Las perforaciones de la mano generalmente son hechas en el tejido entre los dedos, la carne entre el dedo pulgar y el índice es el lugar más apropiado para colocar una argolla. Esta es nueva en nuestra sociedad y con muchas complicaciones para curar, ya que se ubica en un lugar que está en continuo contacto con bacterias.

TATUAJES: ARTE CORPORAL
La mayoría de las personas piensan que los tatuajes son un hecho reciente, desarrollado en las últimas décadas del siglo XX. En realidad hace miles de años que este arte ha existido, pero no sabemos exactamente cuándo se descubrió. El origen de la palabra tatuaje se dice que se deriva de la palabra 'Ta' del polinesio, “golpear”, que fue y sigue siendo una antigua práctica para hacer símbolos y formas por medio del golpeteo de un objeto filoso (como el hueso) sobre la piel.
En el antiguo Egipto (y hasta la actualidad), así como en Japón y la India, el tatuaje  tenía un aspecto puramente religioso asociado con ceremoniales. Se creía que el cuerpo de un hombre que había dejado de existir, viajaba a otros planos o dimensiones y éste podía llevar un mensaje a otras personas también fallecidas, así como conocimientos, usando para esto una técnica especial de tatuaje  que consistía en marcar con ciertos caracteres o símbolos el cuerpo de una persona ya muerta. Luego algunos animales (considerados como sagrados) se les despojaba de sus pieles, las cuales se usaban para cubrir el cuerpo del hombre; después se bañaban estas pieles con aceites especiales y sangre de los mismos animales, para darle el alimento y la fuerza suficiente al alma del hombre para viajar en el “Mundo de los Muertos”, y poder transmitir dicho mensaje.
El tatuaje egipcio estaba relacionado con el lado erótico, emocional y sensual de la vida, el tatuaje en aquel tiempo estaba caracterizado por diseños gruesos lineales y de color negro, que se asemejan a los diseños triviales actuales. En muchas de las culturas los animales son el tema más frecuente, están asociados tradicionalmente con la magia, protección y el deseo de la persona tatuada de identificarse con el espíritu del animal.
En la antigüedad el proceso del tatuaje era mucho más elaborado que en la actualidad, ya que era un ritual que llevaba un riguroso seguimiento donde el individuo tenía que prepararse mental y espiritualmente, además de que debía demostrar su valentía y madurez para poder ser portador del tatuaje.
A través de los tatuajes y perforaciones fluye la energía, donde encontramos conexiones que siempre han existido dentro de nuestra cultura, y que ahora forman parte de nosotros.
Los ejemplos más antiguos del tatuaje en la actualidad son las momias tatuadas (descubiertas en 1991) dentro de un glaciar y se encontró un cazador de la era neolítica, con la espalda y rodillas tatuadas. 
Antes que fuera descubierto el cazador, el ejemplo más antiguo de una persona tatuada era la sacerdotisa egipcia 'Amunet' adoradora de 'Hator' diosa del amor y la fertilidad (vivió en Tebas alrededor del 2000 A.C., sus tatuajes eran del estilo del cazador) lineales simples, con diseños de puntos y rayas.
Son pocos los lugares donde se sigue practicando tradicionalmente el tatuaje como fue hace miles de años, por ejemplo: Borneo, Polinesia, Hawai y Japón. El tatuaje de polinesia fue el más artístico y antiguo, estaba caracterizado por diseños geométricos elaborados, estos usualmente eran trabajados toda la vida hasta que llegaban a cubrir el cuerpo entero. El tatuaje era una parte natural y espiritual de su vida, tenía un profundo significado cultural y social, y era normal que el respeto hacia una persona se midiera por la cantidad de tatuajes que tuviera.
También se usaba en la antigüedad para impresionar y asustar a los enemigos en el campo de batalla. En las antiguas poblaciones británicas este método de intimidación fue utilizado por los guerreros que al tatuarse la cara y cuerpos en preparación para la guerra, lograban desmoralizar e infundir temor a los enemigos. El tatuaje en otras partes se usaba como castigo. Las personas acusadas de sacrilegio debían de ser tatuadas. Al extenderse el cristianismo, en el Imperio Romano se abandonó lentamente el tatuaje de esclavos y criminales. Los cristianos eran hostiles a los tatuajes, ya que creían que si Dios había creado al hombre era a su imagen y semejanza, era pecaminoso que el hombre tratara de alterar su imagen, por eso el emperador Constantino (primer emperador de Roma) emitió un decreto en contra de la actividad del tatuaje. Esta posición ha sido adoptada por varias religiones hasta nuestros días. A pesar de esto existen registros, de que los guerreros de las cruzadas se hacían tatuar crucifijos para asegurar un entierro cristiano. De la misma manera, los peregrinos que iban a Jerusalén, se hacían tatuar crucifijos para recordar su viaje y como presencia constante de su fe.

Para algunas personas, el tatuaje en la actualidad es sólo una moda u ornamento para lucir ciertas partes del cuerpo. Otras personas (aun sin darse cuenta), hacen que el  “TATTO” tenga el mismo carácter espiritual que en la antigüedad lo tuvo ya que es común ver gente tatuada con rostros de familiares ya muertos simbolizándose un pacto de unión con la persona fallecida
Actualmente muchas personas desconocen los peligros que encierra la práctica de este arte sin los conocimientos adecuados, el uso del material exacto y el seguimiento de las normas de salud debidas. No acatándolas se pueden transmitir cerca de ciento ochenta enfermedades infecciosas. El SIDA, y la hepatitis B y C, quizás sean las enfermedades más transmitidas por este medio. 
Cuando en un estudio profesional se observan las mínimas condiciones de higiene, el porcentaje de riesgo de contraer alguna enfermedad se reduce a cero.
Aquí en Los Mochis, existen pocos lugares donde puedas hacerte un tatuaje realmente profesional, pero si deseas hacerte un TATTO o un PIERCING debes ver que el estudio y el tatuador sean totalmente profesionales.